Retroceder Home Correo Search Avanzar
Buque de Arte 
 
 Actas
 
 Sur-Patagonia
 Poesía
 Elucidaciones
 
 Poesía
 Castellano
 English
 Français
 Italiano
 
 Ensayos
 
 Libros
 
 Dispersiones
 
 Biografía
 
 Bibliografía
 
 Crítica
 
 Notas
 
 Aula
 Lecturas
 Trabajos
 
 Descargar
 
 Correo-E
Buscar

Sur-Patagonia : Poesía [an error occurred while processing this directive] 17 de mayo de 2012


Carlos Trujillo: ¿Adónde cae la hoja que cae de la hoja?
Carlos Trujillo

Enviar por Correo-E
 Versión Impresora
PALABRAS

1.

¿Adónde cae la hoja que cae de la hoja?
¿Adónde, la hoja que se suelta de sí misma
como mirando lejos y hacia adentro,

como mirándose desde lejos

igual que si fuera otra hoja la que cae
mientras ella la mira?


2.

Una palabra asiste al nacimiento
de otra palabra más pequeña
y ésa de otra
y esa otra de otra más.
Yo las veo nacer y transcribo lo que veo
Palabras y palabras
Asistiendo a las otras a nacer

Las palabras me miran y se miran
Y me hacen indagar
Más allá de la cáscara que veo.


3.

¿Qué hace la palabra que queda afuera del poema
Y qué, el espacio
Que no llegó a hacerse suelo?
¿Y la palabra que no fue elegida,
vuélvese canto o silencio?
¿Y el silencio que no alcanzó lugar?
¿Qué se hizo de él?


4.

Miro la palabra que se vuelve agua en el desierto
Y la palabra ya no es agua sino luz.
Entonces abro todas las ventanas
Para que entre la luz
Y la palabra es ave y abre sus alas.


5.

Somos lo que somos
Borradores de lo que deseamos ser.


6.

El tinglado del poema cruje a veces
Una astilla que estalla y se hace estrella
Un clavo torpe que encuentra la luz del otro lado
Y ya no hay pared
Ni astilla ni crujimiento
Que estalle y se haga estrella
Porque no hay noche al otro lado
Todo es totalidad
Luz y encuentro.


7.

Escribo como si fuera la palabra la que me lo pidiera ahora mismo
Desde la silla del frente, más allá del azúcar y el café
La miro y me reveo
Y creo que la palabra se ve en mí
Canturreo su canto que es mi canto
Mientras la oigo y me oigo
Puro espejo de signos y sonidos
Pura música mágica del árbol mayor
Que es montaña y océano
Digo nieve y me devuelve sol
Escribo viento y me devuelve arcoiris
¿Cuál es el eco?
¿El primero o el segundo concepto
de la ecuación sonora?
¿Cuál repite a cuál
En su modo de no repetir
La exactitud de lo inexacto?
¿Fue la palabra que me pidió escribirla
o yo quien sentado frente a ella
le supliqué vivir?


8.

Es totalmente humana la palabra
Incluso cuando no mueve las manos al hablar
Casi no gesticula cuando está seria
O nerviosa
Es íntimamente humana
Cuando se mete en estos enredos
Y no sabe cómo salir
No tanto por no saber
Sino porque no hay camino ni puerta ni nada

Es entonces cuando se vuelve más humana
Y no le caben casi los ojos en la cara
Porque entonces no gesticula ni tiene manos
Y ni pies casi tiene
Que es todo ojos
Para ver lo que no usan
Ver los ojos.


9.

Todo cabe en un verso
La respiración y el aire silencioso caben en un verso
El canto que sabe lo que canta
Y el que se encanta de no saber por qué
La voz y la ilusión
Que esconde el mármol en su adentro
El ojo que se abre y ve la luna llena
Y la flor que se muere sin agua y jardinero
El Jardín del Edén cabe en un solo verso
En todas sus versiones y lenguajes
Un verso solo es el mundo
Sin dejar de girar alrededor de él.


10.

El verso se busca busca busca
Y casi nunca se encuentra
Lo que halla a veces es lo otro
Imagen de no verso, pura máscara de algo

Es fácil confundirse entre lo que es
Y lo que no es
El verso verso es el que se busca busca busca
Y en la busca se encuentra
Y se va haciendo.


11.

¿De qué escribir sobre la blanca cara
de una hoja de cuaderno?
El blanco de la hoja es el blanco del poeta
El receptor de todos sus disparos
Palidece la palidez con mis líneas de tinta
Se escribe solo el poema
En el blanco de la hoja
Que es este poema blanco
Limpio, casi sin letras.




TEXTO SOBRE TEXTO


1

Texto soy
Sólo texto y su sombra
Me descubro y me pierdo
Me pierdo y me reencuentro
Zozobro en estos signos
En su cábala eterna

Ay de mí que no soy
Más que pobre palabra
Y ver es sólo un verbo
Que se muere de pena


2

Escribo recoveco
Para encontrar la luz
Escribo mano
Ejercito la pluma
En el antiguo oficio
De creerse y crearse
Para volver a creer.


3

Escribo oscuro, oscuro, oscuramente
Sin luz, a solas siempre
Enclaustrado en mí mismo
Escribo para ser
Recreo la escritura
Como parafraseando la palabra palabra
Se me traban la lengua
El lápiz, el lenguaje
Se oscurece de pronto
La ranura de luz
Y ésa es toda la luz
Y es puro el aire.


4

Escribo texto
Base, fondo, pilar
Cemento, promontorio
La ranura de luz
¿Dónde hallar la ranura?


5

Escribo en mi inconsciente
Me escribo sobre mí
Esta pura palabra
Translúcida, invisible
Corro como una abeja sobre el cuerpo del aire
Soy aire y soy abeja.


6

Escribo
Casi siempre
Preguntando por mí.


7

¿Qué hacer con la palabra
Si ella es tu propio rostro en el espejo?


8

¿Qué hacer con la palabra
Si el rostro del espejo
Hace un guiño y se aleja hacia hacia otro cuarto?


9

¿Qué hacer con la palabra
si es lo único que queda en la alcancía
y no acepta las leyes del mercado?


10

Escribo mes, ojo, cruz
Escribo dios
Escribo semana
Negación, pasado
Escribo día, aleteo
Escribo canción
Escribo ahora

Ahora escribo
Que escribo ahora
En este ahora
Escribo cargado de tiempo
Atrapado por las palabras.


11

Escribo música, violín, nota, concierto
Escribo armonía
Deletreo coro, cántico, palabra
Escribo hijo
Y se me hace palabra
A punto de nacer.




LA TARDE

a Pablo y Carla

A la espera en la mesa del mensaje que esperas
La tarde se te vuelve duradera
Y se duerme debajo ronroneando apegada
A las delgadas patas de la mesa
Es un perro pequeño, doméstico y leal
Vélale el sueño a él
Que un día ya despierto
-te advierto y es lo cierto-
él velará los tuyos
y no habrá más arrullo
que el de ese perro fiel
que cerca de las diez
hoy se durmió contigo y a tus pies.




URGENCIA

En el papel la sombra de la mano
Los dedos encogidos estrujando esta pluma
No paro hasta que pare la última palabra
Ahogada en esa tinta de su vientre de plástico

Sólo sombras de sombras las sombras de esta sombra
Sombra la sombra de la mano sobre el témpano enorme
Sombra la sombra de esta pluma que respira en silencio
Sombra la sombra de la tinta que parece un ayer
Sombra las letras delineadas por la sombra de mano que las guía
Sombra de voz la voz que nunca fue ni trino ni gorjeo
Sombra de ayer el ayer que nos recuerda al verbo sin ropaje
Sombra de trino el trino que llega hasta mi mesa
De la sombra de patio donde apenas gorjea
Esa sombra de pájaro que asombra
A este yo de palabras
Que es sombra de otras sombras
Tal vez la más sombría cuando caen las hojas
y esta sombra con ellas




EL MUNDO DE THE TRUMAN SHOW GENERATION

1.

Corren los niños en Second y South Streets
Ninguna mariposa luciría más bella que esos niños felices
Los rostros -sonrientes manzanas bajo los primeros soles de abril-
Estampan su sonrisa en las vitrinas como posters pintados por la mano de Dios
Palidece el sol ante el brillo de esos zapatos
Comprados en las tiendas más caras del planeta
La vida en Second y South Streets es una perfecta tarjeta postal de Easter
"It's Easter time. ¡Celebre con nosotros!"
'Bienaventurados los hombres de buena voluntad'

Los perros -elegantes perros de paseo dominguero-
participan también de esta fiesta gloriosa
El Día de la Resurrección es profundamente democrático
Aquí donde la democracia luce un maquillaje indeleble
Toda la nación comparte huevos de chocolate
Conejos de chocolate cubiertos con papel de aluminio
Chocolates de todas formas
El día de la Resurrección, Estados Unidos es un chocolate gigantesco
Donde nadie busca al resucitado esa mañana de domingo
Sino el rastro visible del conejo maravilloso
Que caga preciosos chocolates con forma de huevo

Cuánta maravilla puede la democracia en un país democrático
Donde hasta a los perros se les viste de fiesta
Y se fotografían sonriéndole a Dios -los únicos que parecen
acordarse de Dios- en medio del tumulto de telas vistosas,
zapatos relucientes y sombreros que se aprestan a volar hacia otras esferas.


2.

Niños y perros celebran la vida en Second y South
Una banda de músicos desgrana la tarde sobre el escenario
Un solo policía en todo el sector
Una sola mujer policía que no hace más que conducir el tránsito en la esquina atestada
Second y South Streets son el Paraíso Terrenal
Esta tarde de Domingo en que sólo falta Dios
O tal vez sea uno de esos hombres apuestos y elegantes
Que pasean por Second y South con sus hijos y sus perros.


3.

'Paz en la tierra a los hombres de buena voluntad'
El día de la Resurrección desviste su pena en la lejana Yugoslavia
Lejana para el que escribe este poema
Y para los niños y perros elegantes de Second y South Street
Los adultos elegantes que pasean por allí
No saben dónde está Yugoslavia
Es sólo una noticia que repite la televisión sin muestra de cansancio
Yugoslavia es el enemigo--dicen--y no merece la Resurrección
Sus niños no merecen huevos de chocolate este domingo glorioso
¡Qué sufra allá Jesús entre esos pecadores!
(Y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad)
Que en Second y South Street, como en todas las Avenues, Roads & other Ways
Quiere decir: Paz en la Tierra a los indiferentes de la Tierra
Paz a los que aceptan la propaganda oficial como una hostia sagrada
Paz a quienes el discurso televisivo es palabra de Dios
Aquí donde los Mandamientos los publica el TV Guide
Y cambian sin parar semana tras semana



¿QUÉ ES MÁS REAL?

A Ed y Estrella Ogden

¿Qué es más real, el pájaro que vuela y cruza el patio
como un suspiro nuevo
o el pájaro suspiro que imagino volando ahora mismo
-- yo escritor -- tan lejos de ese patio?
¿Qué es más real, el pájaro que vuela en mi imaginación
como un suspiro nuevo
o el que vuela en el agua roja que marca estas líneas
dibujando ese pájaro?
¿Qué es más real,
la cola aérea de ese pájaro que pinta mi sueño
o esta tinta roja que reproduce el pensamiento que lo crea?
¿Qué es más real,
las alas del pájaro que canta mientras cruza el aire de ese patio
o el amago de texto que la sueña y la pinta?
¿Qué es más real, en fin, qué es más real?
¿Ese pájaro volador creado por mi pluma
o tú, mi buen lector, imaginado por el pájaro?


Subir

Poesía
Secciones

Héctor Véliz: La primavera comienza en la intimidad del invierno
Walter Hoefler: Las palabras eligen al poeta
Enrique Valdés: Doy por terminado el giro de mi negocio
Nelson Torres: Libro de los desaparecidos
Antonia Torres: ¿Se acuerdan de la realidad?
Elizabeth Acuña: La mujer del César escribe cartas que no envía a nadie
Clemente Riedemann: El poeta habla de sí mismo, el sí mismo habla del poeta
Raúl Artola: Safo orina en el jardín
Raúl Mansilla: Al perder su dentadura tú y yo hemos perdido
Carlos Trujillo: ¿Adónde cae la hoja que cae de la hoja?